Contar con mecanismos de seguridad es imprescindible para reducir los ataques orientados a comprometer una infraestructura corporativa y minimizar los posibles daños.

Respuesta a ataques

Reparación inmediata de webs comprometidas

Seguridad permanente

Protección frente a ataques externos